DESASTRE RECOMIENDA | “Cenando pantera en Sagrada Mercancía” por Matías Allende

 

Cenando pantera en Sagrada Mercancía  por Matías Allende

Presentación Panteras Negras, Sagrada Mercancía, Santiago de Chile, 2017

“Seguimos siendo raza”
Panteras Negras, Sagrada Mercancía, Santiago de Chile, 2017

 

El viernes 6 recién pasado disfruté de un manjar, de un plato perfecto. Uno inusual no por falta de mérito, sino porque sus condiciones de posibilidad son limitadas, limitadísimas. Un evento esperado, no porque conociera particularmente la preparación principal. Mi saber respecto a ello era restringido, videos de YouTube y algún que otro comentario de un primo mayor que había vivido la onda underground de Santiago en los noventa, tratando de camuflarse en el ambiente de pantalones anchos, canciones combativas y poleras XXL. El evento era esperado porque los cocineros eran amigos, y cualquier comida preparada por amigos es infalible. Por lo mismo cualquier pretensión de objetividad –un deseo fútil a estas alturas del partido–, no comparecía en ese entonces y menos lo va seguir en las siguientes líneas.

Por lo tanto me apresté a ir. En el metro me junté con un amigo y caminamos hacia Sazie 2056, en pleno centro y la gente ya se congregaba expectante a que abrieran las puertas de Sagrada Mercancía, un espacio autogestionado por cuatro artistas que transita cómodamente entre galería y centro de residencias. Los asistentes eran en parte el público habitual: consumidores/amigos de este espacio en Santiago; y los otros – la mayoría- eran los fieles que conocían su sabor y sabían de qué se trataba. Hombres y mujeres gordos de placer con poleras amplias, listas para saciarse. En este clima se perdían los márgenes, todos éramos conocidos. Para matar las ansias tomamos cervezas sentados en la cuneta. Los comensales llegaban cada vez más, la vereda junto a la galería y la de enfrente empezó a no resistir de gente. La cerveza corría, la marihuana también.

 

Presentación Panteras Negras, Sagrada Mercancía, Santiago de Chile, 2017

Las puertas se abrieron y para mi sorpresa no se podía acceder al espacio (un gran galpón con un altillo donde hay dos salas de exhibición). La comida se presentaba desde adentro del galpón para que nosotros la viviéramos desde la calle. La comida era en la vereda, en la cuneta, en medio de los autos estacionados. De un segundo a otro empezaron a servir, y cada rima, cada beat provocó que nos agolpáramos próximos a las panteras. Chino Maquina, LB1 y DJ Rata, son las panteras que se presentan cocinadas por los cuatro muchachos que conforman Sagrada Mercancía. La calle ya ocupada estaba a merced de los asistentes, si queríamos que pasara un auto, pasaba, si queríamos celebrar los bocinazos iracundos o simpatizantes, se celebraban. Era un espacio público completo. El desmadre era el ánimo cohesionado, las ganas de estar juntos. Los versos combativos de las panteras llenaban, permitían el baile, el meneo calmo acompasado por los beats. Si queríamos, nos sentábamos y eran las cabezas que subían y bajaban.

Después de algo más de una hora de presentación las puertas nuevamente se cerraron. Estábamos todos arriba, estábamos llenos de llenos pero no saciados. Quedamos en la calle plácidos, celebrando lo que acabábamos de vivir. No saciados porque la noche era larga, y ya con la barriga llena cualquier cosa que hiciéramos era posibilidad de goce. Esta cena se trataba de una de las intervenciones de arte sonoro de la galería Sagrada Mercancía, donde la banda Panteras Negras de más de 25 años de trayectoria se presentaba. Su coeficiente artístico no estaba en lo excelente de la performance de la banda, incluso ni siquiera en su música, sino tal vez en todo esto combinado más todos nosotros allí, actuando en una fiesta callejera, efímera y potente. Porque ¿No es eso lo que debería provocar una obra de arte: una afección colectiva e individual que llene el estómago y sigamos saboreándolo por días?

 

Cenando pantera en Sagrada Mercancía  por Matías Allende

Presentación Panteras Negras, Sagrada Mercancía, Santiago de Chile, 2017

Matias Allende Contador

Matias Allende Contador

(Santiago de Chile, 1990) es Licenciado en Artes con mención en Teoría e Historia del Arte de la Universidad de Chile. Ha desarrollado investigaciones en torno a arte y cultura contemporánea en el Cono Sur. Actualmente es investigador permanente del Museo de Arte Contemporáneo de la Universidad de Chile (MAC), además trabajó como asistente curadurial en el Museo Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires (MNBA).
Matias Allende Contador